--%>
Español Valencià Català Gallego Euskera English
Noticias de deportes, sociedad, economia, cultura, ciencia y tecnologia en <strong>Puçol</strong> Puçol

Bárbara Llinares, burjassotense de adopción, se alza con el primer premio del Concurso Nacional de Diseño de Sellos Disello

Bárbara Llinares, burjassotense de adopción, se alza con el primer premio del Concurso Nacional de Diseño de Sellos DiselloAyto Burjassot miércoles, 7 de abril de 2021

Presentarse a cualquier certamen o concurso ya es un reto para todos los participantes que deben trabajar duro para que las obras que preparan estén a la altura del mismo. No sólo es cuestión de actitud sino, también de esfuerzo y de saber plasmar aquello que mejor describa la temática del concurso e incluso la personalidad y las ideas de sus participantes.

Esto es lo que ha hecho Bárbara Llinares, cuando se lanzó a participar en el Concurso Nacional de Diseño de Sellos Disello en el que se ha proclamado ganadora gracias a su obra Un cambio en la conciencia social es el camino hacia un futuro positivo, sostenible y posiblePara Bárbara, «suponía un reto muy atractivo conceptualizar una idea comprensible en un tamaño tan pequeño y además, me llamó la atención el tema de este año sobre la lucha contra el cambio climático, muy ligada a mis estudios y trabajo en ingeniería»

Debido a la situación sanitaria actual, entrevistamos a Bárbara Llinares, de manera virtual, a través del correo electrónico. Unos correos en los que se siente su pasión por el mundo del diseño, de la creación y su ilusión y empeño por seguir consolidando su carrera como ilustradora.

Bárbara Llinares tiene 28 años y es de Jijona, Alicante, pero desde hace unos años reside junto a su pareja en Burjassot, de ahí que la consideremos «burjassotense de adopción». De una manera fresca, directa, agradable y muy amena, hemos descubierto quién es Bárbara, de dónde le viene su pasión por las actividades creativas y cuáles son sus proyectos de futuro tras alzarse con el premio de Correos; un premio que le va a dar una proyección nacional e internacional ya que el sello editado con su imagen podrá dar la vuelta al mundo.

«Siempre me han encantado las actividades creativas, especialmente el dibujo y la pintura, aunque adoro todo lo que implique hacer; cerámica, manualidades, costura o hasta bricolaje. Diría que mis primeros recuerdos relacionados con todo esto son en el taller de cerámica de mi padre, desde siempre aficionado a las artes y una clara influencia para mí en este sentido. Además de esto, me gusta el deporte y las actividades al aire libre; en especial destacaría la equitación; me encantan los caballos, montar es otra de mis grandes aficiones. Me considero una persona tranquila, adoro viajar y salir con mis amigos pero también disfruto con la calma de casa». Bárbara se mudaba a Valencia para acabar sus estudios universitarios y, tras quedarse por trabajo, hace tres años que vive en Burjassot. 

Esta joven ilustradora cursó el Grado de Ingeniería Mecánica y seguidamente, un máster en energías renovables y eficiencia energética en la Universidad Politécnica de Valencia. Aunque durante sus primeros años de formación universitaria a penas dibujó, Bárbara sí se dio cuenta «de que disfrutaba con los aspectos más creativos de la profesión, realizando modelos 3D de los productos que fuesen visualmente atractivos e incluso maqueando documentación técnica», así, «en 2018, aproximadamente volví a pintar otra vez de forma habitual, sin ningún motivo en particular, por diversión simplemente. A partir de entonces tuve claro que quería convertir lo que tanto me gustaba en profesión y empecé a formarme en mis ratos libres para mejorar mis habilidades artísticas: asisto desde entonces a clase de dibujo y pintura en el Centro de Estudios de Arte y Restauración Gaia (Valencia) y he hecho diferentes cursos online para mejorar aspectos específicos (uso de software, técnicas digitales…). Además en 2019 empecé a cursar parcialmente el Grado de Diseño y Creaciones Digitales de la UOC». 

Especializada en pintura e ilustración pictórica«ya que es donde más cómoda me siento y donde considero que me expreso de manera más natural, actualmente ofrezco servicios de ilustración y diseño, además de venta de obra propia y cuadros por encargo.»asimismo, Bárbara se define como creadora «muy versátil y me gusta mucho explorar por lo que en mi portfolio también pueden encontrarse otros estilos y trabajos de diseño gráfico que no incluyen ilustración. Mi trabajo de ilustración y pintura está relacionado principalmente con la figura humana y el retrato, en un estilo realista y normalmente colorido, buscando obtener como resultado composiciones llamativas y visualmente atractivas».

La joven creadora realiza sus ilustraciones digitalmente, con Photoshop o Procreate, «ya que me permite explorar infinitas opciones sin utilizar material artístico ni demasiado espacio, aunque también realizo algunas con técnica mixta o de forma completamente analógica. Sin embargo, cuando trabajo digitalmente, me gusta hacerlo siguiendo el mismo proceso que haría para pintar con herramientas tradicionales, emulando la técnica del óleo y el pastel. Generalmente no uso demasiadas capas ni efectos, por lo que al final se parecen bastante a mis pinturas físicas y mi trazo suele ser bastante visible en la obra final».

Bárbara considera «que los concursos son una buena forma de darse a conocer y de tener una motivación extra para generar nuevos trabajos y practicar, así que suelo presentarme siempre que puedo a concursos que me parecen interesantes. Cuando vi el certamen de Disello me pareció ciertamente un concurso interesante y bastante diferente al resto de concursos de pintura o ilustración, con proyección nacional e incluso internacional, ya que las cartas pueden llegar muy lejos. Cuando recibí el comunicado de que había sido seleccionada finalista ya fue una sorpresa, en el momento que me comunicaron que era la ganadora del certamen no me lo podía creer. Entre tantos participantes es muy difícil que tu obra sea la elegida y cuando eso ocurre, la alegría y la ilusión es indescriptible».

Su obra, Un cambio en la conciencia social es el camino hacia un futuro positivo, sostenible y posible se alzaba con el primer premio del certamen; una obra en la que Bárbara quería, «más que evidenciar las consecuencias del cambio climático, dar un enfoque positivo, buscando dar visibilidad e ilustrando posibles soluciones para combatir el problema y sus efectos. Siempre me ha interesado este tema y me resulta inquietante el hecho de que, la existencia del problema junto con nuestra contribución en acelerar el proceso, no se ha reconocido de forma oficial y mediática hasta hace muy poco.  Creo que es esencial un cambio de actitud en la sociedad para lograr un equilibrio sostenible, siendo conscientes del problema y de las acciones que contribuyen, al menos, a no agravarlo. Hace relativamente poco que se empieza a querer educar a la ciudadanía en buenas prácticas como el consumo sostenible o el reciclaje y es que es evidente la necesidad de un cambio en los patrones de comportamiento de la sociedad, junto con las acciones que poco a poco se van acometiendo por los países tras los pactos mundiales. Por todo ello, la ilustración busca enfatizar que hay que actuar de forma urgente, conjunta y que cada uno de nosotros puede contribuir al cambio».

Por todo ello Bárbara muestra en la imagen ganadora a una mujer soplando para disipar el humo contaminante, «metáfora que representa la posibilidad de este cambio a través de nuestras acciones individuales como ciudadanos, hacia un futuro positivo, sostenible y posible. La ilustración está realizada con técnica mixta. He empleado como base para la imagen tinta china, con los detalles de color en acuarela, eligiendo el verde para reforzar las connotaciones ecológicas del mensaje. El montaje y tratamiento final han sido realizados de manera digital».

Pensado en el futuro, la joven creadora tiene puesto su foco principal «en seguir consolidando mi carrera como ilustradora. Es un proceso complicado y requiere de mucho trabajo previo hasta poder tener encargos de manera constante y regular. Trabajar este año en diseños para Correos va a ser toda una experiencia y estoy muy ilusionada, espero poder realizar futuros trabajos en el sector filatélico. He de reconocer que no era un campo que conociese en profundidad, sabía de algunas obras de artistas conocidos como Sorolla y la verdad es que, tras indagar un poco hay trabajos preciosos».

Además de lo señalado, Bárbara también tiene pensado enfocarse «hacia los sectores de editorial, prensa y publicidad, donde considero que mi trabajo de estilo pictórico podría encajar bastante bien».

 Le deseamos toda la suerte del mundo en su carrera.

Colaboran:Ayuntamiento de BurjassotAyuntamiento de PuzolAyuntamiento de Alboraia
PORTALES DE LA RED PORTALDETUCIUDAD.com
Condiciones de uso - Política de privacidad - Política de cookies